Después de tanto tiempo desfavorable, se notaba que teníamos muchas ganas de tener una jornada festiva en el colegio. ¿Qué mejor que celebrar el día de colegio y el legado de Santa Rafaela María? Primero nos prepararnos para darle un sentido cristiano al día para luego disfrutarlo mejor en familia.

Nos sentimos muy contentos del la participación y el trabajo de toda la comunidad educativa. Otro gran día que quedará en para el recuerdo.