Nos llenamos de emoción al despedir la promoción de 2º de Bachillerato. Empezamos al estilo de Santa Rafaela María con un eucaristía en la que se recordó al alumnado todo el amor han recibido de la familia y en el colegio y se invitó a descubrir que la felicidad está en dar más que en recibir. Los discursos del acto académico que siguió provocaron risas, sonrisas y muchos nudos en la garganta.  La fiesta siguió con la recepción en el patio de Sagrado Corazón de Jesús donde el alumnado, las familias y el personal del centro se fundieron; juntos con los dedos de una mano.