Los alumnos de 1º de primaria han trabajado la asignatura de religión de una forma más atractiva. Han disfrutado y aprendido mucho con todas las actividades propuestas. Comenzaron el curso siendo detectives y han sido ellos los que han ido descubriendo poco a poco todo lo que han aprendido en la primera unidad.